Río Grande 31.jpg

Agua

Construcción de balsa de 5.000 m3 (igual a 5 millones de litros) al lado de Río Grande.

Las placas fotovoltaicas necesitan agua para su construcción y su mantenimiento anual: por cada limpieza x 20 toneladas de agua por megavatio.  Más lectura aquí 

El agua de Río Grande, su caudal, se verá mermado por este macro proyecto, afectando al resto de vecinos y cultivos.

La repercusión será en todo el Valle del Guadalhorce, al ser Río Grande uno de sus importantes afluentes.

Aquí mostramos situación de la balsa de agua de 5.000 m3.

Riesgo de contaminación de las aguas superficiales y subterráneas, por derrame de aceites y/lubricantes,  pudiendo afectar a la hidrología.

De hecho, la actividad se considera como "Productor de Residuos Tóxicos":

La actividad es potencialmente contaminante del suelo, al figurar las actividades de gestión de residuos incluidas en la relación del Anexo I del Real Decreto 9/2005, de 14 de enero, por el que se establece la relación de actividades potencialmente contaminantes del suelo y los criterios y estándares para la declaración de suelos contaminados, por tanto, se deberán inscribir y actualizar los datos de la actividad en el Inventario de Suelos Potencialmente Contaminados de Andalucía, regulado por Decreto 18/2015, de 27 de enero

Contaminación

Río Grande 26.jpg
Gotitas de agua

Extracto texto de uno de los

proyectos presentados:

"Con el fin de evitar el levantamiento de polvo, con la consiguiente afección a la vegetación y a las personas presentes en la zona de actuación debido al incremento de partículas en suspensión en el aire, se procederá al riego de caminos y demás infraestructuras necesarias mediante camión cisterna o tractor unido a tolva"

"Para el abastecimiento del agua necesaria realizar estos riegos, se dispondrán de los permisos necesarios por parte del Organismo o propietario correspondiente."

Polvo

Ruido

Una vez comenzadas las obras, el movimiento de tierras conllevará no solo polvo, si no también ruido para los vecinos del Valle.

Y no solo durante la construcción: las subestaciones que se instalarán, así como de las torres de alta tensión para el transporte de la energía causarán molestias acústicas tanto para los humanos y como para la fauna.

En el lugar de colocación de la grava